miércoles, 5 de septiembre de 2018

Nota de Duelo: Adiós a Bruno Manara, insigne botánico de Venezuela


La Comunidad Botánica y naturalista de Venezuela está conmovida por el fallecimiento del maestro 
Bruno Manara

Originario de Verona, Italia, nace en 1939. Se traslada a Venezuela a mediados de los años 50, en donde se quedó por el resto de su vida. Graduado en Castellano, Literatura y Latín en el Instituto Pedagógico de Caracas y Licenciado en Letras egresado de la Universidad Central de Venezuela, el eterno Caminante, Amante e Investigador de la Naturaleza en el Cerro El Ávila “Waraira Repano” y de muchos otros bosques del país.

Nos embarga la tristeza, no hay palabras para una partida inesperada, nos deja un gran aporte, tenía mucho por seguir ofreciendo y mucho por seguir dibujando, quedaron pendientes varios proyectos en el área ambiental, sin embargo, nos queda su legado en las magnificas y agradables publicaciones sobre las plantas y animales de Venezuela, en particular de El Ávila y sus famosos Dibujos Botánicos, excelentes por sus detalles, realismo y calidad, a los que les dedicaba gran parte del tiempo en el Herbario Nacional de Venezuela (VEN), dibujos solicitados por investigadores botánicos nacionales y extranjeros, entre muchas de las publicaciones donde aparecen sus dibujos se destacan los distintos volúmenes de la Flora de Venezuela, la Flora de la Guayana venezolana y el Libro Rojo de la Flora venezolana, labor a la que se dedico desde el año 1977 hasta nuestros días.

En unos de los tantos reconocimientos que se le hicieron al Profesor Bruno, Sven Nehlin+ reseñó lo siguiente: “Bruno Manara emprendió su oficio de dibujante de la naturaleza viva en los años 60, en el Jardín Botánico de Caracas-UCV. El primer encargo que recibió fue ilustrar la Flora del Ávila, y con una cámara prestada complementó los dibujos que le había asignado el Dr. Julián Steyermark en conjunto con Otto Huber, trabajo que salió publicado en el año 1978”.
El Profesor Bruno, se dedicó toda su vida a la enseñanza del latín para Botánicos y Biólogos tanto en la Fundación Instituto Botánico de Venezuela, como en la Facultad de Agronomía de la UCV, en Maracay, instituciones en donde asesoró a varios taxónomos en la realización de las descripciones en latín en las publicaciones de diversas especies de plantas nuevas para la Ciencia.

Su legado....


Muchos de sus trabajos están llenos de excelentes dibujos botánicos o fotografías que en la mayoría de los casos fueron tomadas por él mismo; se muestra parte de sus trabajos iniciando con la obra: Aves en libertad: 24 especies comunes de Venezuela, autor: Sabina Caula, con ilustraciones de Bruno Manara (1961), en 1982 se publica su primer libro: Mariposas del Ávila, seguido por la publicación Nuestro Primer Parque (1983), Los Andes (1984), Pájaros del Ávila (1985), En la tierra del oro (1988), Por tierras de Lara (1990), Flora del Parque Nacional Morrocoy, como editor (1994), 25 mariposas de Caracas (1995), Guía Ilustrada del Jardín Botánico de Caracas (1995 y 2003), María Lionza: su entidad, su culto y la cosmovisión anexa (1995), Plantas Andinas en el Ávila (1996), Paria en el tiempo y en el corazón (1996 y 2014), Aves del Ávila (1998 y 2004), Mirada ecológica a los parques La Llovizna y Macagua (1998), Parque Nacional El Tamá (1998), El Ávila, biografía de una montaña (1998), Cachimbo : su mundo y su labor creadora (1998), Plantas amazónicas de uso medicinal y mágico, autor: Francisco J. Guánchez, con dibujos del Profesor Bruno Manara (1999), El Mundo de Gregorio Camacho (2002), Sobrevivir en Amazonas (2002), Parque Bararida (Barquisimeto, Edo. Lara): su historia, su fauna, su flora (2006), Compendio de gramática latina y griega para uso taxonómico (2008), Quebrada Chacaíto: aspectos florísticos y ecológicos (2012), El Ávila un Museo viviente (2013).

Bruno Manara fue un investigador y profesional tan dedicado y entregado apasionadamente al estudio e ilustración de la naturaleza de su amado -y adoptado- país Venezuela, ha dejado una infinidad de admiradores de sus obras, citamos parte de los reconocimientos que le hicieran en vida y algunas palabras de sentimientos tras su triste partida:
Así lo describía Sven Nehlin+, de Avepalmas Centro UNESCO: “Bruno Manara (Profesor, botánico, excursionista, fotógrafo, dibujante y autor), ha desarrollado una importante labor en la difusión científica de la naturaleza por medio de sus obras, que incluyen catálogos fotográficos, ilustraciones científicas e investigaciones. Por sus méritos como ambientalista dedicado a la divulgación de la conservación de la naturaleza recibió en el año 2004 el premio de La Palma Dorada de AVEPALMAS”.


En un reconocimiento de su labor al publicar el libro de la Quebrada Chacaíto, el Alcalde del Municipio Chacao para el año 2012, Emilio Graterón, escribió: “...en esta ocasión contribuimos con la publicación de esta obra de Bruno Manara, libro que esmeradamente nos ilustra la riqueza florística de la quebrada Chacaíto, junto a elementos culturales e históricos de nuestra ciudad. Este aporte nos motiva, aún más a explorar el bosque de galería que protege la cuenca, entender su importancia y promover el resguardo de este invalorable acervo natural”.

“Habitante del jardín, y del herbario, dueño de lápiz y cámara, ilustrador de plantas, botánico sin estudios formales, profesor de dibujo técnico, maestro de latín y griego, investigador de la cultura popular, todo eso es Bruno Manara, este italiano nacido en Verona en 1939 y enraizado en Venezuela a mediados de los 50. Está contento de lo que es”, palabras tomadas de Smashwords.com.

“Una gran pérdida para la Botánica venezolana, en particular para nosotros, el ilustrador preferido, explorador, autor, que descanse en paz”, Dra. Leyda Rodríguez. “Parte importante de la historia del Jardín Botánico”, Dainel Sarmientos compañera de la Biblioteca Henri Pittier, ambas miembros del Instituto Experimental Jardín Botánico “Dr. Tobías Lasser” de la UCV.

“Se va uno de los últimos pedacitos de la historia botánica del siglo 20 y la época de oro de la botánica nacional”, Rafael Ghinaglia (Ecólogo UCV).

“...sus dibujos vivirán eternamente. Sus libros serán una referencia eterna!”, Lili Nehlin, de Avepalmas.

“...El Maestro Manara siempre nos impresionó por su enorme conocimiento, talento y entrega al estudio de nuestra naturaleza, envuelto en expresiones de humildad, introspección y sencillez...tanto que aprender de él...un gran aporte para nuestra ciudad, el estudio de la biodiversidad en las dos vertientes del Ávila, a todos sus familiares, allegados y amigos que compartimos tantos recorridos con él, reciban un gran abrazo...Paz para su alma, te recordaremos en medio de las criaturas que amaste”, Arq. María Teresa Novoa, presidenta de Avepalmas.

“En medio de tantas malas noticias que nos agobian todos los días, afortunadamente quedan todavía sorpresas agradables que, junto con la esperanza que nunca muere, nos ayudan a superar estas adversidades existenciales de nuestra vida actual. El libro que tengo en mis manos es una de estas grandes sorpresas....una obra producida calladamente por un amigo de muchos años, Bruno Manara, quién nos está demostrando, una vez más, su empeño en promocionar la naturaleza, no sólo mediante sus extraordinarios dibujos botánicos, con los cuales ha adquirido una merecida fama mundial, sino a través de esta guía amena y al mismo tiempo muy informativa sobre una de las regiones menos conocidas de Venezuela, como lo es la Península de Paria en el Estado Sucre.”, Otto Huber (1996).

“Fiel amante y promotor del conocimiento de la naturaleza, la cultura, la historia, la literatura y las lenguas, su corazón ya pertenecía a la montaña y ahora su alma es parte de todo, que Dios tenga en su gloria a nuestro querido Bruno, quien deja una gran huella en la historia de la botánica y la biología de Venezuela”, Dra. Yaroslavi Espinoza. Instituto Experimental Jardín Botánico “Dr. Tobías Lasser” de la UCV.

Recopilación realizada por: Yaroslavi Espinoza F.
Ilustrado por Irene Fedón y Jesús Hernández. 
05/09/2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario